domingo, 24 de junio de 2012

A mis Hadas Madrinas

Quería aprovechar, antes de salir de viaje, para dar un agradecimiento a dos personas sin las que nada, absolutamente nada de la boda hubiera sido posible. Una boda llena de pequeños detalles como la nuestra no es viable realizarla personalmente, puedes conseguirlo pero estoy segura de que tu salud mental se verá dañada y no podrás tenerlo todo atado como deseas.
Sin embargo desde el instante en que conocimos a Marta y Natalia de Momentos & Eventos he disfrutado de cada avance para la organización de este día. Yo sólo me he tenido que preocupar de ponerme de acuerdo con Fran de lo que queríamos, ellas se han encargado de decinos las tareas a realizar en cada momento (primero la finca, luego el catering...) y así acompañarnos hasta el mismo día de la boda. En cada una de las tareas sus consejos profesionales nos han ayudado a evitar errores muy comunes, además de despreocuparnos del tema de condiciones ya que ellas siempre se ocupan de tener por escrito todo lo que es necesario, de hacer las preguntas que nunca se te ocurrirían y así no dejar nada al azar para ese día.
Puedes elegir los servicios que quieres que te ayuden a buscar, en cualquier caso la boda es un todo y ellas lo coordinan todo y cuidarán que nada vaya mal. Yo no me he cansado de pedirlas recomendaciones hasta el último momento y siempre han sido tan acertados sus consejos que no sé que hubiera sido de mi sin ellas.
Son unas auténticas hadas madrinas a las que hemos invocado en numerosas ocasiones a golpe de mail y teléfono para pedirlas ayuda, estando siempre a nuestro lado y facilitandonos tremendamente la vida.
Toda su profesionalidad al ayudarnos en cada detalle hasta el día de la boda está la importantísima parte de encargarse de todo el propio día de la boda, dos días antes ya tenían todo el material y nuestras instrucciones, a partir de ese momento sólo nos hemos tenido que preocupar de estar tranquilos y descansar. Ellas han pasado el día entero en la finca preparando todo al detalle tal y como lo hemos hablado a lo largo de este tiempo de preparación, ningún cabo suelto, todo bajo su control. Saberlo me permitió levantarme la mañana de la boda con más tranquilidad, vestirme y disfrutar de cada momento, eso sí, aun sabiendo que todo estaría preparado para que fuera tal y como lo planeamos ... los nervios justo antes de salir a la ceremonia estuvieron a punto de matarme!!! Pero incluso para la boca seca de esos momentos tenía una botella de agua preparada de mano de una de mis estupendas Hadas Madrinas.
Durante toda la boda pendientes de cada detalle, preparadas para actuar si fuera necesario, preocupadas no sólo de que todos los invitados estén a gusto sino de que nosotros también disfrutemos. Pide tu deseo ellas harán todo lo posible por hacerlo realidad, no me digais que eso no es magia!!!
Pero aún queda lo mejor, más allá de saber que todo está en manos de auténticas profesionales que no van a dejar que nada estropee nuestro día y que sea lo más fiel a nuestro sueño posible... Está la mejor parte para mí, la parte personal.
Marta y Natalia son unas bellísimas personas, por dentro y por fuera, pero sobre todo por dentro. Cuando estás con ellas puedes absorver su energía porque están llenas de la misma, son tan cuidadosas con su trabajo como lo son con las personas y siempre me he sentido aconsejada de todo corazón, realmente querida por ellas.
Nunca voy a olvidar todo el tiempo que hemos pasado juntas, la cantidad de ideas que hemos tenido y deshechado juntas, la cantidad de mails y whatsapp intercambiados, las reuniones a las que hemos ido juntas y por encima de todo, nunca nunca voy a olvidar sus besos y abrazos el día de la boda, alegrándose inmensamente por nuestra felicidad... Gracias
No sabía cómo hablar de vosotras, cómo definiros ... Hadas Madrinas es lo que mejor os define porque eso es lo que habéis sido para mi, habéis hecho mi sueño realidad cuando pensaba que sería imposible para nosotros cumplirlo (una boda española, estilo americano, con detalles y sobre todo con ambiente distendido para una joven pareja de clase media que se paga su propia boda). Habéis calmado cada uno de mis nervios a medida que han ido apareciendo. Habéis llegado a entenderme tan bien que no sólo habéis cumplido todo lo que os pedía sino que me habéis dado mucho más... y me he sentido tan querida con vosotras como con mis mejores amigas.
Ahora toca la otra parte, la de repasar mentalmente cada uno de los instantes de ayer intentando grabarlos para que no se escapen nunca. Disfrutar del viaje de novios, que como siempre me habéis dicho es algo más que un viaje de pareja, será siempre para nosotros un recuerdo especial. Y ... no perder el contacto con vosotras porque no sé si sabría hacerlo; doy gracias por tener todavía mucho entre manos: material que recoger, fotografías que disfrutar al compartirlas con la familia, aprovechando así para revivir toda la alegría de ayer, y muchas que difundir para agradecer así a todos los otros profesionales con los que hemos trabajado y que gracias a vuestra coordinación, han convertido de la boda, de la fiesta de ayer ... una boda-fiesta inolvidable!!!!!
Guardaré con todo el cariño de mi corazón esa fotografía con mis hadas madrinas que ayer nos hicimos, pero más permanente todavía, guardaré en mi alma todo lo bueno que me habéis dado.
Os merecéis lo mejor así que nunca me voy a cansar de recomendar vuestros servicios y ... no voy a deciros nunca adiós porque queda mucho por celebrar y espero contar con vosotras para esas futuras ocasiones .
No puedo terminar, lo que pretendía ser una corta entrada y se ha convertido en toda una carta, más que con una palabra: GRACIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarme y más aún por comentar. Te responderé lo antes posible :D